Lidia Rupérez: “Es normal sentir angustia. Lo que no es normal es la situación que nos está tocando vivir”

06 Abr
Lidia Rupérez: “Es normal sentir angustia. Lo que no es normal es la situación en la que nos está tocando vivir”

Lidia Rupérez: “Es normal sentir angustia. Lo que no es normal es la situación que nos está tocando vivir”

Un grupo de 21 profesionales de la psicología de emergencias atiende en Navarra las llamadas (Tfn: 848 420090) de personas que necesitan ayuda para mitigar la angustia que sienten estos días de confinamiento y alarma

Tener a un familiar solo en su casa sin poder visitarle, estar aislado en una habitación por tener síntomas de padecer el coronavirus, tener que teletrabajar mientras los hijos tienen que hacer sus tareas escolares, sentir miedo a la hora de salir de casa para tirar la basura o ir a la compra, saber que un familiar o un conocido ha fallecido y no haberle podido decir adiós, poner la tele y ver una y otra vez noticias apocalípticas, sentirse solo o sola y no ver un final a esta situación… Son muy variadas las historias que se esconden detrás de las personas que estos días están llamando al 848 420090 (de 08.00 a 20.00 horas) para recibir una ayuda psicológica de contención y mitigar el dolor y la angustia que está viviendo buena parte de la sociedad estos días.

Quien llame a este teléfono, puesto en marcha el lunes 23 de marzo dentro de la colaboración del Departamento de Salud del Gobierno de Navarra con el Colegio de Psicología de Navarra, están siendo atendidas por un equipo de 21 profesionales de la psicología de emergencias que forman parte del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes del propio Colegio. “Con este servicio atendemos a las personas que lo solicitan, las apoyamos, escuchamos y orientamos para que puedan gestionar de mejor manera y puedan dar una respuesta más adecuada y adaptada a esta realidad”, afirma Lidia Rupérez, vocal de la Junta de Gobierno del Colegio y coordinadora del Grupo.

 Por el momento están llamando más mujeres que hombres, especialmente personas que oscilan entre los 36 y los 50 años y las mayores de 70. “En esta situación de alarma sanitaria y de confinamiento las consultas  que se atienden son de ansiedad, miedos, tristeza, preocupaciones por la enfermedad y contagio…  también consultan por situaciones de duelo o ingresos de personas cercanas. Sí que notamos que entre las personas mayores hay más desesperanza por el futuro”, afirma Rupérez.

“Es muy importante que todos sepamos que la situación que nos está tocando vivir no es normal, por lo que sentir miedo o angustia sí que es normal. A muchas personas les cuesta más tiempo buscar otras formas de vivir de una manera más adaptada a la situación, y las psicólogas que estamos atendiendo en Navarra estamos para ayudarles como la situación lo requiere, a través del teléfono. Tienen que saber que sí es normal sentir más angustia, preocupaciones o ansiedad, todo fruto del estado de incertidumbre en el que nos encontramos”, recalca la psicóloga.

Uno de los objetivos de este servicio es, según Rupérez, “ayudar con nuestra intervención a que la ansiedad descienda y pueda ser controlada por la propia persona, potenciamos y reforzamos sus recursos y estrategias con las que ha funcionado anteriormente, y si es necesario le ayudamos a generar alternativas y damos pautas para llevar esta situación”.

Algunas de las personas que están llamando a este servicio contactan con un psicólogo por vez primera, aunque muchas personas ya han acudido con anterioridad a un profesional de la psicología y también se dan casos de personas que están en tratamiento. “Pero no realizamos un seguimiento de cada caso. Nuestra intervención es una intervención en crisis, es una intervención puntual. Vamos a dar respuesta a la situación actual, no realizamos terapia psicológica, damos respuesta en ese momento. Nuestro objetivo es apoyar, escuchar y orientar a esa persona. Con todo esto estamos dando un soporte emocional y una ayuda inmediata, además de que estamos haciendo que la persona normalice su situación y se previene el agravamiento de su estado psicológico y facilitamos y orientamos hacia el autocuidado de la persona”, puntualiza Rupérez.

“En la  situación que estamos viviendo es normal que nos sintamos confundidos, es normal que experimentemos sensaciones o que tengamos pensamientos que nos pueden preocupar, es normal que sintamos dolor. Pero debemos conocer que esto pasará y que podemos trabajar y podemos gestionar esto de mejor manera. Nuestra salud mental es importante y también debe ser atendida, nos ayudará a llevar esta situación y a superarla”, finaliza Rupérez. 

Pautas generales
El Grupo ha elaborado una serie de pautas generales sobre la gestión emocional para llevar esta situación de la mejor manera posible. Son estas:

-Es importante aceptar la realidad de la situación actual. Ha supuesto un cambio brusco en nuestra vida y nos requiere de cada persona para llevarlo de la mejor manera. Algo que podemos hacer es ser responsables y cumplir con las recomendaciones oficiales.

-Respecto a nuestros pensamientos. Es normal que tengamos pensamientos de preocupación, son pensamientos que nos generan un gran malestar. Muchos de esos pensamientos tienen que ver con la anticipación de lo que va a pasar, aquí es importante enfocarnos en el presente, en lo que estamos haciendo ahora. Además, es importante entender y aceptar nuestras emociones como normales en esta situación (lo que no es normal es la situación que vivimos).

-Plantearse objetivos. Qué voy a hacer hoy, planear. Nos ayuda a recuperar el control sobre nuestro día a día.

-Mantener las rutinas. Atender a horarios y tareas (higiene, sueño, alimentación, tareas escolares, etc.)y también en nuestro día a día poder planificar momentos de ocio (ejercicio, juegos, lectura,etc.) y descanso nos dará más control sobre lo que podemos hacer y cómo queremos que sean nuestros días en casa.

-Comunicarse con las personas queridas. En estos momentos es importante mantener esa comunicación con las personas que queremos y a las cuales no podemos ver.  No aislarnos, poder expresar cómo vivimos la situación y apoyarnos mutuamente.

-Evitar la sobreinformación. A través de los diferentes medios nos llegan cantidad de información y nuevas noticias. Es importante acudir a fuentes de información oficial y veraz, y también podemos elegir los momentos del día y canales por dónde podemos elegir la información que queremos.

Comentarios

Me gustaría que contarán conmigo para esta estrategia. 

Estoy a vuestra disposición. 

Saludos 

Elkin Luis García