La desescalada en las personas mayores

27 Mayo
La desescalada en las personas mayores

La desescalada en las personas mayores

Las personas mayores afrontan el desconfinamiento y pueden requerir de ayuda. Una guía intenta aportar las claves para lograrlo con éxito.

El Grupo de los Procesos del Envejecimiento del Colegio de Psicología de Navarra ha redactado una guía con unas recomendaciones ante la desescalada para las personas mayores. El objetivo de esta guía es poner el énfasis en la importancia de la progresiva salida del desconfinamiento que supone "no sólo un desafío por la incertidumbre ante la evolución del COVID-19, sino el cambio a una nueva etapa, en la que iremos adaptándonos a nuevas rutinas y nuevas formas de hacer, atendiendo a las normas que oficialmente se dicten", destaca la guía.

La guía, elaborada por las psicólogas Maite Campistegui, Arantxa Saigos, Itsaso Jones, Laura Almudévar y Tania Camino, diferencia las recomendaciones que se hace a las personas mayores dependiendo de si sufren algún tipo de deterioro cognitivo. Por un lado se dan pautas de afrontamiento a personas mayores sin deterioro cognitivo, por otro lado a personas mayores con deterioro cognitivo y por último a quienes padecen demencia.

 

Personas mayores sin deterioro cognitivo
Entre los consejos que se dan a este tipo de personas figuran reconocer que cualquier emoción es válida. "Es normal si sientes nerviosismo, miedo etc. Ante la idea de salir o si incluso sientes muchas ganas de recuperar tu rutina previa al estado de alarma. Por eso es importante conocer las emociones y permitirte sentirlas", sostiene la Guía del Grupo de los Procesos del Envejecimiento.

La guía destaca que "los trayectos que habitualmente recorríamos sin dificultades, puede que ahora nos cueste más. Esto es normal y poco a poco podemos volver a coger forma física. También puede ocurrir esto con nuestras capacidades cognitivas (memoria, atención, lenguaje etc.) El contacto con el resto de personas allegadas puede cambiar en frecuencia y modalidad, y debemos adaptarnos a esos cambios buscando otras alternativas. Por ejemplo, puede que personas con las que hayas mantenido contacto diario hayan vuelto a trabajar. Como alternativa, podrías contactar con personas con las que hace tiempo que no hablas o establecer una relación más cercana con personas con las que conoces poco".

 

Personas mayores con deterioro cognitivo
En el caso de personas con deterioro cognitivo será fundamental explicarles la situación adaptada a sus capacidades cognitivas, ya que debido a los cambios de fases la situación se va modificando y también las rutinas. 

Convendrá siempre dar espacio y validar lo que están sintiendo, aunque a veces no puedan expresar verbalmente lo que estén sintiendo. En el caso de que durante el confinamiento se haya producido un empeoramiento del estado físico y cognitivo lo mejor será darles tiempo para que vuelvan a retomar las actividades, haciéndolo de forma paulatina e incluso adaptando las tareas.

 

Personas con demencia
La guía también aporta unas pautas en el caso de personas con demencia y que hayan padecido alteraciones conductuales. Así considera muy importante intentar lograr mantener la calma, anticiparnos a situaciones que les puedan alterar, animarles a no aislarse, intentar distraerle sin culpabilizar ni avergonzar e indagar la causa etc.

Puede consultar aquí los detalles de la guía Pautas de Afrontamiento (.pdf).