Diez personas fallecen cada día en España víctimas de un suicidio

10 Sep
Diez personas fallecen cada día en España víctimas de un suicidio

Diez personas fallecen cada día en España víctimas de un suicidio

Cada 10 de septiembre la OMS celebra el “Día Mundial para la Prevención del Suicidio” con el objetivo de concienciar a nivel mundial de que el suicidio se puede prevenir

800.000 personas. Es la cifra que la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) estima para poner como dato al número de personas que cada año decide poner fin de forma voluntaria a su vida.  De esta cifra, unas 3.500 personas lo hacen en España. Son cifras que cada 10 de septiembre llama la atención a la sociedad,  fecha en la que desde comienzos del siglo XXI la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras petición de la IASP, “celebra” el Día Mundial para la Prevención del Suicidio con el objetivo de concienciar a nivel mundial que el suicidio se puede prevenir. El resto del año, los medios de comunicación apenas informan de esta problemática.

Y no lo hacen, entre otras cosas, por el efecto contagio o el llamado “efecto Werther”.  En 1974 el sociólogo David Phillips publicó un estudio en el que afirmaba que el número de personas que ponían fin a su vida aumentaba justo después de que apareciera alguna noticia en los medios de comunicación en las páginas del periódico “The New York Times”. El nombre “Werther” procede de la novela del siglo XVIII “Las penas del joven Werther”, de Goethe. En este libro, el protagonista se pega un tiro para dejar de sufrir por amor.

Son ya casi 20 años los que han pasado desde que se diera a conocer el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. Desde entonces la OMS da unas pautas sobre cómo tratar el tema en los medios, aunque el “efecto Werther” sigue latente.

Datos en España
Según los datos del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España, el Instituto Nacional de Estadística y la propia OMS cerca de 35.000 personas han fallecido en España en la última década por voluntad propia. Equivale a casi diez personas cada día. Son más muertes, en los últimos años, que los fallecidos como consecuencia de accidente de tráfico. De hecho, en 2016 los fallecidos por suicidio (3.569) ya duplicaban a las víctimas de la carretera (1.810).

De esta forma España tiene una tasa de suicidios de 8,7 personas por cada 100.000. Muy lejos de Lituania, el país con mayor tasa mundial con 31,9 personas o Rusia, segundo, con 31,0. Y también por detrás de países más cercanos como Francia (17,7), Portugal (14,0), Alemania (13,6) o Reino Unido (8,9).

Otro dato que revela la gravedad del tema del suicidio es que existe más del doble de casos de intentos de quitarse la vida que de los casos en los que la persona logra el suicidio. En 2015, 3.603 personas finalizaron con su vida de forma voluntaria. Pero otras 7.987 personas lo intentaron y acabaron siendo hospitalizadas.